LA CAJA, SIN CONTROL

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

De ser un organismo concentrado en la gestión de jubilaciones, la Anses pasó a asumir un rol de gran financista; pese a la cifra millonaria que maneja, no se pusieron en marcha mecanismos para dar transparencia a la gestión de los recursos.

Silvia Stan (LA NACIÓN). Hasta hace poco, era un organismo que gestionaba prestaciones de la seguridad social. Pero todo cambió y pasó a asumir el papel de actor principal en el mundo financieros, un rol que por ahora cumple sin controles externos y sin emitir informes públicos que permitan conocer los movimientos y el estado de un fondo millonario, alimentado con aportes de los trabajadores y de las empresas.

En poco tiempo, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) se convirtió en una fuente de recursos para el financiamiento de empresas privadas, consumidores, y del sector público, que requiere de recursos tanto para la ejecución de la obra pública como para las obligaciones financieras del Estado. 

Los recursos que recibe el organismo y que exceden el monto de los pagos asumidos por el sistema jubilatorio integran desde julio de 2007 el llamado Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino. Además del superávit mensual de la Anses, se fueron sumando, a partir de la mencionada fecha, activos que llegaban desde las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP), en virtud de normas que imponían el traspaso de algunos grupos de afiliados,con ahorros acumulados incluidos, al sistema de reparto.

En octubre último, la Anses informó que el fondo valía $ 22,2 mil millones. A fines de noviembre, apenas aprobada la ley de eliminación del sistema de capitalización, la entidad recibió todo lo que estaba en las cuentas individuales de los afiliados a las AFJP. Según el último dato ofrecido por la Superintendencia que controlaba el sistema de capitalización, los ahorros de los trabajadores estaban valuados en $ 79,4 mil millones al 14 de noviembre.

Así, la caja estatal pasó a contar con alrededor de $ 100 mil millones, tras la votación de una ley que significó una fuerte reforma estructural, y a la que el Congreso le dedicó menos de un mes de debate, obviando temas importantes pendientes de resolución en el sistema previsional. La celeridad había sido un reclamo de los Kirchner a los legisladores oficialistas. Tres meses después, diputados y senadores opositores ?incluso algunos que avalaron la norma? levantan voces críticas por las decisiones de inversión de los recursos.

En un escenario con signos preocupantes para la actividad económica, se multiplicaron los anuncios de planes con pretensión de reactivar, para los que pusieron a disposición $ 13.200 millones de la Anses. Hasta ahora, las adjudicaciones que hizo el organismo por licitación suman $ 1530 millones y US$ 50 millones, volcados a plazos fijos a un año, que rendirán un 10 o un 11% anual, con el compromiso de los bancos de dar créditos a tasas bajas. Es un interés inferior al que podría haberse conseguido por la renovación de las colocaciones que tenían las AFJP, algo que el Gobierno justifica con el argumento de que se necesita dinero barato para sostener la economía.

Las licitaciones fueron los únicos movimientos del fondo publicados. No hay informes sobre sus inversiones ni su composición total ni su valor ni sus resultados financieros, por una decisión política que trascendería a la Anses, según admiten muy cerca del Gobierno. LA NACION intentó obtener datos, pero no hubo respuesta del organismo a los pedidos.

"La reglamentación está diseñada de tal manera que la transparencia no es prioridad", advirtió Victoria Pereyra Iraola, coordinadora del Programa de Transparencia del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec). Agregó que, a la luz del fin que tiene el fondo, debería darse información permanente y totalmente pública, tal como les exigía el Estado a las AFJP, de los ingresos, egresos y de la conformación de la cartera.

Las AFJP tenían un monitoreo estatal diario; el valor del fondo era de difusión diaria, y quincenalmente había informes de sus activos.

Según Pereyra Iraola, "no parece haber voluntad política para informar", lo cual deja espacio para un "grado de discrecionalidad muy alto" en el uso de los recursos.

Una parte del fondo no es de fácil disponibilidad, y la liquidez está dada principalmente por los plazos fijos y por los aportes de quienes estaban en las AFJP: son alrededor de $ 1000 millones mensuales, unos $ 13.000 millones anuales.

Para decidir las inversiones del fondo, la ley 26.425 dispuso darle a la Anses autonomía financiera y económica, algo que había sido destacado como positivo por el director del organismo, Amado Boudou. En la práctica, no se presentó ningún plan estratégico y fue la presidenta Cristina Kirchner quien se puso a la cabeza de los actos de anuncios de planes, que incluyeron discursos de ministros, como el de Planificación Federal, Julio De Vido, para explicar las inversiones en obra pública.

Sin controladores
El texto del artículo que establece la autonomía de la Anses dice que el organismo estará sujeto a la supervisión de la Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social. Hasta ahora, el Congreso no se dedicó a integrar esa comisión de control.

Tampoco se conformó el previsto consejo de representantes de entidades empresariales, sindicales y sociales. De las cámaras invitadas a participar de ese grupo de monitoreo, la que designó a su representante es la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Osvaldo Cornide, su presidente, asumirá la responsabilidad. Instituciones como la Unión Industrial Argentina (UIA) prefieren analizar antes con sus equipos técnicos cuáles son las implicancias legales que tendría su participación.

La integración de un consejo de seguimiento había sido prevista, en rigor, por el decreto 897, del 12 de julio de 2007. Desde esa fecha está pendiente su conformación, según recordó el diputado radical Alejandro Nieva, que había sido designado representante y que no había recibido respuesta a sus pedidos de informes. Los últimos cambios normativos eliminaron el requisito de que hubiera opositores en el grupo de seguimiento.

Tras la acumulación de anuncios con ausencia de la supervisión reservada a diputados y senadores, en los últimos días hubo varias críticas desde el Poder Legislativo.

Según el diputado Claudio Lozano, de Proyecto Sur, las proyecciones de la Secretaría de Finanzas revelan que el plan oficial es usar el fondo como financista de última instancia para aliviar la cargas de deuda pública. El economista señaló que los planes presentados suponen el uso "ilegal" de $ 31.564 millones, entre préstamos y financiamiento de obras como la construcción de centrales eléctricas y el soterramiento de las vías del ferrocarril Sarmiento, plan en el que se dispondrán terrenos como garantía del recupero de los fondos de los futuros jubilados.

¿Cuál es el fin último de los fondos, que, según la ley, únicamente podrán ser utilizados para pagos de los beneficios previsionales? A diferencia de capitalización, en la que lo ahorrado por cada uno definía el haber jubilatorio, en reparto no hay cuentas individuales y los ingresos futuros dependen de otras variables. Según lo previsto entonces, el fondo de garantía sería utilizado en caso de que una crisis o emergencia no permita cumplir con todos los pagos a jubilados y pensionados.

Dar garantía
El ex secretario de Seguridad Social, Alfredo Conte Grand, explicó que ese resguardo de fondos es usual en los sistemas de reparto, pero manifestó sus reparos a los mecanismos dispuestos aquí para manejar los fondos. Para el ex funcionario de la OIT, debería existir un consejo superior con diferentes actores sociales, a la manera del que determina en Uruguay las acciones del Banco de Previsión Social.

Según el decreto 897 de 2007, para dar la mencionada garantía alcanzaba con el importe equivalente a los pagos previsionales de un año: la norma fijaba ese tope. Pero el criterio cambió y la disposición sobre el monto máximo se eliminó cuando ingresaron a la caja todos los fondos del sistema de capitalización.

Con ello, se diluyó la expectativa de que se volcaran pronto recursos a los pasivos. "Antes de usarlos para otros fines, con los fondos debería haberse pagado la deuda que hay con los jubilados", afirmó el juez Luis Herrero, que recordó la creciente cantidad de juicios por la falta de ajuste generalizado de los haberes según el criterio de la Corte Suprema, que en el fallo Badaro ordenó que, desde enero de 2002 los ingresos deberían haber subido a la par de los salarios activos. Este mes se pone en marcha una ley de movilidad jubilatoria. Pero, según advirtió el juez, no se consideró recomponer antes los haberes de muchos pasivos, que acumulan significativas pérdidas del valor real de sus ingresos.

100.000 Millones de pesos es el valor estimado que tenían, a noviembre, los fondos recibidos por la Anses entre 2007 y 2008.

Etiquetas:

Comentarios

la Anses es la caja de pandora

La ANSES es una caja de pandora, llena de sorpresas, y la sorpresa ingrata que hay en esta caja es que tambien ahora admiten a parejas homosexuales para cobrar pensiones por viudez. nada mas aberrante que esto y mas ingrato que lo que muestra este artículo sobre la incorporacion de personas que pertenecian a la AFJP, y al manejo de los fondos de la misma caja. Estamos siendo manejados como conejillos de india por gobiernos de turno que buscan de infinita manera de como denigrar al ser humano como persona y atacan a la verdadera familia tradicional fundada en valores sagrados humanos y cristianos. La ANSES con este falso guiño a las parejas homosexuales para que entren tambien a la caja, atacan a la base fundamental de toda sociedad, la familia y la dignidad humana. Lo que señala el artículo es grave pero mas grave aun es que se permta la entrada de los homosexuales para cobrar jubilacion o pension por viudez. ¡¡¡ UNA VERDADERA CALAMIDAD Y VERGUENZA POR PARTE DE QUIENES MANEJAN A LA ANSES!!!.

Nos robaron el pasado, el presente y el futuro

La prinera prioridad debería ser pagar todas las deudas a los jubilados que viven ahora y cumplir con las leyes que, como afirma el juez Herrero, ordenan pagar los porcentajes móviles de los salarios en actividad. Una vez pagado lo que se debe y ajustados los valores según la ley, y según lo que se les debe en justicia para que puedan vivir dignamente, del resto del dinero se debería constituir un fondo de garantía para estar a cubierto de eventualidades. Recién después de esto creo que podría pensarse en otras inversiones, pero siempre protegiendo el valor de los aportes que hacemos los que hoy trabajamos y que hicimos todos hasta ahora. Pero la realidad es bien distinta, y nosotros seguimos durmiendo la siesta y creyendo que el Estado nos asegurará la jubilación ... Nos robaron el pasado, el presente y ahora nos roban el futuro. Tengámoslo en cuenta en octubre.

It is nice to keep the

It is nice to keep the challenge. Most especially those in the position. - Dennis Wong YOR Health