ADOPCIÓN: PROYECTOS QUE NO AVANZAN

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(Noticias del Congreso Nacional) Así como lo informó la diputada Cynthia Hotton, son numerosos los proyectos presentados en el Congreso Nacional a favor de la niñez. Sin embargo, no hay voluntad política para tratarlos. La diputada sigue trabajando en este tema, impulsando el proyecto para agilizar el sistema de adopciones en el país.

Hay 13 iniciativas que intentan agilizar el sistema de adopciones, pero falta la voluntad política para hacerlos avanzar en las comisiones.

Trece iniciativas sobre el tema esperan que la comisión de Legislación General de Diputados, que preside Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro), fije una fecha para el inicio del debate. Las propuestas presentadas buscan, entre otros temas, reformar las causas por las que un menor es dado en adopción, bajar la edad de los adoptantes y modificar tiempos estipulados en la Ley a fin de acelerar los trámites que hoy parecen interminables.

Uno de los proyectos pertenece a la sanjuanina Graciela Caselles (FpV), quien quiere modificar uno de los motivos más relevantes por los cuales un niño puede ser entregado en adopción y los tiempos en los que el juez debe citar a los padres para que oficialicen su consentimiento. Respecto del primer punto, en la actualidad el niño puede ser adoptado sólo cuando el padre no lo visite en el transcurso de un año, mientras que con el cambio el lapso será de tres meses. Sobre el segundo aspecto, el juez deberá fijar la fecha de inicio de los trámites antes de los 45 días de vida del menor.

La radical María Luisa Storani busca redefinir del término “adopción”. Para Storani tiene como objeto “amparar el derecho de la persona menor de edad a vivir y desarrollarse en el seno de una familia que le procure los cuidados tendientes a satisfacer sus necesidades afectivas, materiales y espirituales”, cuando ello no le pueda ser proporcionado por su familia de origen. El organismo encargado de la protección integral de derechos del niño tendrá que agotar todas las medidas de protección integral dentro de un período de 3 meses para los menores de un año y seis meses para los mayores de un año de edad, con el objetivo de “promover la inclusión del niño o de la niña en su familia biológica o con referentes afectivos”. Si esto no se lograse, estará en condiciones de ser adoptado .

En 2009, el diputado mandato cumplido (DMC) Hugo Acuña (Movimiento Popular Neuquino) incorporó la prohibición de separar a grupos de hermanos en condiciones de ser adoptados. Otro proyecto firmado por Raúl Solanas (DMC) establece excepciones a la diferencia de edad entre adoptante y adoptado (fijada en 18 años): no se tomará en cuenta cuando se adopta al hijo biológico del cónyuge vivo, o de aquel con quien se encuentre unido en “aparente matrimonio”, y existieran hijos biológicos de ambos.

Cynthia Hotton (Valores para mi País), una de las principales opositoras al matrimonio homosexual con adopción, tiene un proyecto para modificar la ley 24.779 que incluye la baja a 25 años en la edad mínima de los cónyuges o personas solteras (cuando no hay matrimonios interesados) que pretenden adoptar. Respecto de grupos de hermanos, Hotton coincide con otras iniciativas en darles prioridad para ser adoptados y no separarlos.

La diputada contempla la posibilidad de que la madre biológica del menor que manifieste “fehacientemente su voluntad de entregarlo en adopción a una persona determinada”, pueda cumplir con su deseo siempre que estén dados los requisitos establecidos en el Código Civil. Además la madre podrá entregar a su hijo en forma anónima en hospitales, salas municipales de primeros auxilios, destacamentos de bomberos y dependencias policiales y judiciales, sin incurrir en el delito de abandono de persona.

Juan Carlos Díaz Roig (FpV) propone una guarda de al menos tres meses (hoy fijada en no menos de seis) y disminuye el tiempo para empezar el juicio de adopción. El formoseño coincide con la idea de Hotton sobre la cesión de la guarda a una persona específica por los padres del menor, con intervención judicial o administrativa. Esta acción podría llevarse a cabo aún antes del nacimiento del menor. Se destaca además la creación, más allá del Registro Único de Aspirantes a la Adopción, de un registro especial para aquellos aspirantes que manifiesten su voluntad de adoptar recién nacidos fruto de un abuso sexual. En estos casos se deberá despachar los trámites en forma “rápida” y “preferencial”.

Alicia Comelli (Movimiento Popular Neuquino), reproduciendo un proyecto del DMC Emilio García Méndez, cuestiona algunas expresiones de la ley de adopción, como las interpretaciones que pueden tener de los términos “desentendimiento” o “desamparo moral”, ya que ambas categorías “constituyen una presunción peligrosa, pues lo que puede aparecer como justificado para un juez o tribunal, puede no serlo para otro, y podrían lesionarse los principios constitucionales de legalidad y reserva”. Por esta razón, propone que se dictamine la situación del menor tras “un consentimiento informado (del progenitor), resultado de una auténtica voluntad basada en el conocimiento no sólo de las consecuencias de la determinación, sino de las alternativas existentes para la crianza del niño o niña&rdqu o;.

La radical María Luisa Storani afirma que “es preciso una redefinición de la norma en el sentido de derogar el supuesto de abandono material y moral, y establecer la exigencia del consentimiento de los progenitores en la instancia de dación del hijo o hija en adopción”. Para Storani también “debe tratarse de un consentimiento informado”.

La diputada bonaerense plantea la necesidad de garantizar que el menor conozca “su origen y filiación biológica, accediendo al expediente de adopción y demás información que conste en registros judiciales o administrativos cuando así lo requiera, sin que exista una edad mínima necesaria”.

Entre los firmantes de las iniciativas de los proyectos presentados se encuentran representados todos los bloques de la Cámara baja. Solo resta esperar la decisión política para cambiar una ley que ha dado muestras de ser obsoleta y burocrática.

Etiquetas:

Comentarios

La adopción.

Estuve leyendo ayer las reflexiones de Cynthia Hotton sobre el tema, y luego me llegó por esta otra vía. Cynthia es un ícono de la lucha en la verdad por la vida y la familia y por las causas esenciales. Digna de imitar, en especial por muchos legisladores. En este tema, el derecho primordial es el de los niños a ser recibidos por un papá y una mamá y a constituir una familia. Si a un matrimonio Dios no le ha concedido el don del hijo, ellos pueden ser generosos a través de la tutela, de la acogida, y más todavía de la adopción, y también a través de otras formas de caridad y amor hacia el prójimo. Nosotros conocemos, creo que todos, magníficos ejemplos de adopción cercanos, de papás y mamás que han adoptado varios hijos. Yo mismo tengo a mi cuñado y mi hermana que adoptaron cuatro. Primero a Daniel cuando tenía ocho días, y luego a Iván, Clarita y Mariana, trillizos cuando tenían tres meses, y hoy ellos tienen 20 y 18 años respectivamente. Y madre Teresa de Calcuta fomentaba la adopción en la India, en sí misma y también como alternativa al aborto, rubro a tener muy en cuenta. Desde el gobierno se ha dado un mensaje cínico, porque en varios casos de "abortos despenalizados", hubo ofertas de adopción, que hubieran evitado el homicidio del niño por nacer, pero se trató de acelerar la muerte para evitar lo que hubiera sido una estupenda y muy humana solución. No es que no haya niños para ser adoptados, no hay voluntad o interés en muchos de quienes deberían agilizar y ocuparse muy humanamente de estos niños y niñas. Estaba leyendo que en Estados Unidos hay dos millones de matrimonios en lista para adoptar y apenas entregan en adopción 50.000 niños por año. Y en muchos otros países, incluída la Argentina, existen proporciones similares. Es un desfasaje tétrico, porque en un tema tan esencial y de derecho, quienes se han diplomado en este rubro deberían imaginar y concretar modos para que hubiera una solución rápida y buena a cada caso. Pero si lo importante es el dinero y el poder y no la persona humana, vemos todo esto. Años de quejas, años sin soluciones de fondo. Seguro que entre los parlamentarios habrá un buen grupo de gente humanista, que se puede sumar a las propuestas buenas, a la lucha de Cynthia y de otros, y al clamor de los niños a ser amados e, incluso, a vivir, a que no se los mate. Y también todos conocemos a matrimonios que han adoptado niños o niñas "con capacidades diferentes", qué ejemplo para nosotros. Todos los asuntos humanos tienen buenas soluciones si las queremos implementar, si no buscamos caminos laberínticos por intereses mezquinos.

One has to take it in. As

One has to take it in. As long as they aim for more. - HomeLife Warranty Protection