MONS. AGUER DENUNCIA PRESIÓN DEL GOBIERNO NACIONAL EN EL SENADO

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

(NOTIVIDA) Presión kirchnerista a favor del “matrimonio” homosexual. La totalitaria coerción pone en jaque los vínculos de representación y torna urgente la manifestación popular. Mañana 4 de julio a las 16 hs, en Plaza San Martín (La Plata). El martes 13 de julio a las 18 hs, en la Plaza de los Dos Congresos (CABA).

En su reflexión semanal en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata, denunció la presión que el Gobierno nacional ejerce sobre los senadores “que, de alguna manera, han manifestado su intención de votar en contra” de la legalización del “matrimonio” homosexual.

“Están siendo presionados, para que se ausenten o para que al menos se abstengan”, advirtió. El Gobierno kirchnerista, afirmó, “se ha propuesto como un logro obtener la sanción de esta ley y utiliza los medios que ya conocemos y que, desgraciadamente, se han generalizado en la política argentina”.

Por tal motivo el prelado platense -que elogió las manifestaciones realizadas en muchos lugares del país- alentó al pueblo a seguir manifestándose, “parece que aquí hay un desfasaje en los vínculos de representación”, destacó.

A continuación el texto completo de la alocución televisiva de Mons. Aguer:

“En estos días la atención de la sociedad argentina está monopolizada por el Mundial de Fútbol, pero también pasan otras cosas importantes en el país. Y algunas de una gravedad inusitada”.

“Ustedes recordarán que, hace unas semanas, yo hablé acerca de la necesidad de que la mayoría silenciosa de la Argentina, se manifieste y diga lo que piensa acerca del proyecto que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación y que consagra como matrimonio la unión de personas del mismo sexo”.

“Pues bien, no es porque me hayan escuchado a mí, pero lo cierto es que en varias capitales de provincia y en muchas otras ciudades del país se han hecho manifestaciones que merecen ser destacadas, aún cuando los medios de comunicación no les hayan brindado la cobertura que merecían por su magnitud”.

“Pienso, por ejemplo, en las realizadas en Corrientes, en Tucumán, en Mendoza, en San Rafael, en Córdoba, en Salta, en Santa Fe y otros lugares donde decenas de miles de personas que se expresaron a favor de la familia, de la realidad natural de la familia que tiene su base en el matrimonio concebido como unión estable de un varón y una mujer”.

“Estas manifestaciones continúan, y es necesario que sigan. Por eso quiero exhortar a los platenses que nos están viendo a participar este 4 de julio, a las 4 de la tarde –es fácil de recordar-, en Plaza San Martín, en el centro de la Ciudad de La Plata, del acto, organizado por distintas instituciones de la sociedad local, no solamente católicas, sino también de cristianos evangélicos y otros grupos para mostrar, con alegría, y con mucha esperanza que no somos pocos los que pensamos que no se debe alterar el tejido social argentino con una ley como la que se prepara en el Congreso”.

“Existen muchas presiones al respecto. He sabido que los senadores que, de alguna manera, han manifestado su intención de votar en contra de esta ley inicua están siendo presionados, para que se ausenten o para que al menos se abstengan. Es decir que, el Gobierno actual se ha propuesto como un logro obtener la sanción de esta ley y utiliza los medios que ya conocemos y que, desgraciadamente, se han generalizado en la política argentina”.

“Por eso es necesario que el pueblo se manifieste. Sobre todo porque parece que aquí hay un desfasaje en los vínculos de representación. Ninguno de los partidos políticos cuyos legisladores están apoyando la sanción de esta ley del matrimonio homosexual ha incluido ese tema en su plataforma electoral”.

“Están promoviendo un asunto que no interesa a la mayoría de la población y que la mayoría de la población no ha votado. ¿En qué sentido, entonces, representan al pueblo de la nación?”.

“Por eso es necesario que esa mayoría silenciosa, excesivamente paciente, y que quizás por desconocimiento deja pasar tantas cosas, en esta ocasión comprenda que se trata de algo capital y diga: “No, esto no puede ser. Entonces el 4 a las 4, en la Plaza San Martín de La Plata”.

“Luego se propone otro encuentro masivo: el 13 de julio a las 6 de la tarde en la Plaza de los Dos Congresos, en Buenos Aires, frente al edificio del Congreso de la Nación. Es de esperar que allí se concentre una multitud, no sólo de la Capital Federal, sino también de los municipios cercanos. Será para decirles a los senadores: “No queremos eso que muchos de ustedes están dispuestos a sancionar”.

“Como decía, aquí se juega algo fundamental para el futuro de la sociedad argentina. Los expertos ya han indicado las consecuencias en el orden jurídico, en todos los ámbitos del Derecho, que tendría esta alteración del orden familiar”.

“Por eso es importante que una gran cantidad de gente manifieste con toda claridad su negativa ante esto que se desea perpetrar. Les recuerdo: el 4 a las 4, en la Plaza san Martín de La Plata y el 13, a las 6 de la tarde, en la Plaza de los Dos Congresos en Buenos Aires”.

Etiquetas:

Comentarios

People need to be

People need to be independent. That is why it can be dealt well. - Steve Wyer