El kirchnerismo promoverá la legalización del aborto en su última etapa de gobierno

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Para el ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, la legalización del aborto está entre las prioridades para 2015. Propuso el modelo uruguayo, aferrándose a la falsa cifra de los "500 mil" aborto por años.

(ArgentinosAlerta.org) El flamante ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, fue entrevistado esta mañana por el programa "Casi despierto" de FM Nacional Rock sobre las prioridades que tiene para 2015. Entre ellas, la legalización del aborto ocupó un amplio espacio en la entrevista. "Vamos a propiciar un debate maduro, con la academia, con todos los sectores de la sociedad, en donde podamos abordar este problema" dijo el Ministro Gollán.

Para justificar la legalización del aborto, el Ministro apeló a una cifra sin sustento alguno: "500 mil" abortos al año. Tampoco dió precisiones sobre la cantidad de mujeres que supuestamente morirían como consecuencia de dicha cifra.

Lo cierto es que el Ministerio de Salud informa todos los años las así llamadas "Estadísticas Vitales" que contienen, entre otras cosas, los distintos causales de muertes. En diciembre de 2014 se publicaron las estadísticas correspondientes a 2013 donde puede verse (pág. 52) que tan sólo 50 mujeres murieron por causales relacionadas con el aborto, mientras que 30.449 personas murieron por insuficiencias cardíacas, 23.275 por neumonía, 22.987 por otras enfermedades del sistema respiratorio, 18.724 por enfermedades cerebrobasculares, etc. Es decir, el número de muertes por aborto es bajísima y la misma tendencia se observa todos los años:

El ministro dijo que impulsará "un debate serio, un debate sin ponerse en los extremos ideológicos y religiosos", pero su postura es eminentemente ideológica, al utilizar la trillada estrategia de falsificar la cantidad de abortos. Uruguay constituye un ejemplo reciente: durante la campaña por la legalización del aborto se hablaba de 133.000 abortos clandestinos al año. En cambio, durante el primer año de la ley de aborto, hubo 6.676 según informó el Ministerio de Salud de ese país.

La historia del aborto en los distintos países muestra que una vez legalizado, la cantidad de abortos aumenta constantemente, puesto que comienza a ser utilizado como método anticonceptivo. Un claro ejemplo lo constituye España, donde se pasó de 15.000 casos clandestinos (cuando era ilegal) a 118.000 casos legales.

Siguiendo el modelo uruguayo de consejerías

El ministro Gollán propuso el sistema uruguayo de consejerías: "las consejerías hacen nada más que darle a la mujer toda la información necesaria para que pueda decidir en plenitud de conciencia, una situación tan dramática como es un aborto".

Dijo que "hemos estado con varios ministros de provincia de Uruguay visitando esta experiencia previa" y resaltó que el 30 % de las mujeres finalmente desisten de abortar. Lo que implica que en el 70 % de los casos, los niños por nacer mueren fruto de un aborto. Aún cuando el aborto es ilegal en Argentina, el Ministro dijo que las consejerías "están funcionando pero deberíamos darle más potencia".

Fallo de la Corte Suprema sobre aborto no punible

Durante la entrevista, el Ministro Gollán se refirió erróneamente al inícuo fallo de la Corte Suprema sobre aborto no punible como si fuera una ley de la Nación que tuviese que cumplirse en todas las provincias. Lo cierto es que la Corte Suprema no es el Poder Legislativo, y las provincias no tienen porqué adoptar el protocolo de aborto no punible que la Corte Suprema propone. De hecho, en la provincia de Córdoba la guía de abortos no punibles fue declarada inconstitucional.

En cambio, con un fuerte sesgo ideológico, el Gollán expresó: "Hay una ley, hay que cumplirla. Se está trabajando mucho, y hemos logrado que en muchos hospitales del país se cumpla con esta norma, con esta ley."

Continúa la embestida por la legalización del aborto en Argentina

Los dichos del Ministro Gollá se suman a los intentos de legalización del aborto de la "Campaña por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito" que cuenta con el apoyo de numerosos legisladores kirchneristas y de otros bloques. A fines de 2014 se realizó un intempestivo intento de que el tema fuera tratado en la comisión de legislación penal, pero finalmente no hubo dictamen.

Con anterioridad, el ministro de salud de la provincia de Buenos Aires había lanzado un proyecto de "abortos móviles", pero ante la presión ciudadana,  el gobernador Scioli dió marcha atrás y salió a negar "rotundamente" la existencia de un hospital móvil que realice prácticas abortivas.

¿Elegirá el gobierno nacional en sus últimos meses seguir el ejemplo uruguayo y legalizar el aborto en Argentina? ¿Quién decide cuándo una vida puede ser vivida y cuándo no? ¿Habría algún caso en que sea legítimo quitar la vida a un ser humano? ¿Cuáles serían las razones que impedirían quitar la vida antes de nacer y no después de nacido? ¿Qué impediría que los más fuertes decidan sobre la vida de los más débiles si el derecho a la vida no es absoluto? ¿El derecho a la vida admite excepciones?


Transcripción de la entrevista en FM Nacional Rock

A partir del minuto 10:40, puede escucharse la entrevista en  FM Nacional Rock. A continuación la transcripción:

También estamos trabajando desde hace un buen tiempo en una forma no diría subterránea pero sí en forma constante con el tema de las consejerías. Porque nosotros estamos concientes de que la mujer tiene derecho a tener todo el derecho, toda la información posible para decidir qué va a hacer con la interrupción de un aborto. Y ya no estamos hablando de los que son los abortos legales. Usted sabe que en país hay unos 500.000 abortos anuales y es una causa de mortalidad materna. Yo creo que tenemos que hacer un debate maduro sobre ésto. Porque la verdad es que desde el punto de vista del sanitarismo, desde el punto de la responsabilidad en el Ministerio, uno tiene que hacer algo, debe hacer algo. Entonces creo que vamos a propiciar un debate maduro, con la academia, con todos los sectores de la sociedad, en donde podamos abordar este problema. Y creemos que una de las posibilidades concretas es el camino que tuvo Uruguay, aún antes de tener la ley de la legalización del aborto, que este este proceso de las consejerías. Están funcionando pero deberíamos darle más potencia. Las consejerías hacen nada más que darle a la mujer toda la información necesaria para que pueda decidir en plenitud de conciencia, una situación tan dramática como es un aborto. En Uruguay dió excelentes resultados. Debo decirles que jamás en ningún centro se les proveyó de ningún método para llevar adelante el embarazo a esas mujeres. Pero sí que puedan informarse debidamente. Y lo bueno de ésto es que el 30 % de esas mujeres que iban decididas a hacerse un aborto en estas consejerías en Uruguay, lo que sucedió fue que decidieron no hacérselo porque fueron bien informadas, o porque le fueron resueltos los problemas.

Para el tema de los abortos no punibles hay que cumplir la ley. La ley la tiene que hacer cumplir el poder judicial. Si alguien no cumple la ley debe hacerse cumplir. Yo estoy hablando por una cuestión que involucra ésto pero que es mayor: Qué hacemos con los casos de los 500 mil abortos que hay en la Argentina por año, muchos de los cuales, sobre todo en las mujeres con bajos recursos, les produce la muerte. Digo, hay que hacer un debate serio, un debate sin ponerse en los extremos ideológicos y religiosos. Pero algo debemos hacer. Hemos estado con varios ministros de provincia de Uruguay visitando esta experiencia previa. Porque hay un fenómeno, en Uruguay resolvieron prácticamente el problema a través de las consejerías, cosa que no va a cambiar demasiado después de dictada la ley.

Estas cosas cuando uno las habla por ahí traen mucho ruido, hay que llamar a todos los sectores a debatirla con un grado de madurez como hizo Uruguay. No se puede discutir esto desde posturas antagónicas. Porque el problema sigue, el problema está.

Etiquetas:

Comentarios