Crónica del Encuentro Nacional de Mujeres en San Juan

Versión para impresiónEnviar a un amigoPDF version

Hubo fuertes medidas de seguridad pero no pudieron impedir los desbordes en la marcha final. Excelente trabajo de acompañamiento de la Iglesia de San Juan. 

Eduardo Cattaneo

(ArgentinosAlerta.org) Estuvimos en San Juan y pudimos ver el excelente trabajo organizativo de la Iglesia Sanjuanina en el perfecto equilibrio entre el cuidado de los templos y la voluntad inquebrantable de evitar el conflicto pese a las agresiones sufridas.

Tampoco las pocas mujeres que participaron con buena intención de los talleres pudieron evitar las agresiones y la violencia en infinidad de situaciones que se fueron produciendo una tras otra en cada taller del encuentro. La imagen es repetida: año tras año miles de mujeres se reúnen con la excusa de debatir, pero bien sabemos que es para imponer.

En los talleres impedían que entraran mujeres que las abortistas identificaban como opositoras. Cuando en un taller sobre aborto no salió la conclusión que esperaban las fundamentalistas,  ¿qué paso? Se clausuró.

Quien escribe sufrió golpes, corridas, escupitajos y arrebatos de quienes, más que mujeres, parecían un triste remedo de orcos atacando a los custodios de lo sagrado. Discriminación en estado puro.


Los sentimientos se agolpan: tristeza, pena, lástima, indignación, euforia, sano orgullo, todo esto puede experimentarse cuando uno es testigo de la penosa barbarie y la suma de tropelías cometidas por cientos de "mujeres" con el único objetivo de imponer la cultura de la muerte, el pretendido "derecho al aborto" y la "dignidad" de la mujer; todo esto nos lleva a preguntarnos si, con tales indignas situaciones, se puede pretender dignidad y, si violando los derechos individuales, se puede reclamar el "derecho al aborto".

Apenas llegamos a la bella ciudad de San Juan, nos dirigimos a la Escuela Normal Sarmiento donde, según una advertencia telefónica, se estaban produciendo desmanes. Allí pudimos comprobar que unas 50 mujeres identificadas con pancartas de movimientos de extrema izquierda, y vestidas con colores uniformes, bloqueaban el ingreso cantando:

"Opus Dei, que facho que sos, apoya dictadura, exige mano dura, en el nombre de Dios. Cristo Rey, ya no jodas más, andá con tu familia, que te espera la Biblia, dejá coger en paz. No te hagás el antiabortista, vos sos un fundamentalista, nosotras tenemos derecho a decidir y la Iglesia se tiene que ir".

Luego se pusieron a bailotear al ritmo de una patética canción que decía: “A la Iglesia Católica Apostólica Romana, que se quiere meter en nuestras camas, les decimos que se nos da la gana de ser putas, travestis y lesbianas. Aborto legal en el hospital...” Y siguiendo con el ya clásico “Iglesia, Basura, vos sos la dictadura”.

Mientras intentábamos registrar a un heroico grupo de mujeres que resistía el ataque, fuimos golpeados, escupidos, insultados y se intentó impedir que filmáramos las escenas de violencia.


La policía, si bien se destacó por una acción coordinada y eficiente para impedir mayores daños, no podía intervenir ante semejantes atropellos porque "son mujeres". Una mujer, identificada con el nombre de Paula, que provenía de Buenos Aires, nos relató las agresiones que sufrió dentro de los talleres y pudimos encontrar un video, tomado con un celular, donde se veía claramente que lo que relataba era totalmente cierto.

Por la tarde, volvimos a la misma escuela y el tema era la redacción de las conclusiones. Las mujeres pro aborto impedían que se redactaran las conclusiones (ver video aqui) con las opiniones de las que estaban contra el aborto, fue entonces que las mujeres provida tuvieron que salir de la escuela para intentar escribir, sentadas en la calle, rodeadas de mujeres de buena voluntad que intentaban protegerlas para impedir el abuso de las abortistas que les arrebataban los papeles, las empujaban y las golpeabas. Otra vez la policía nada podía hacer, la confusión era tan grande que las abortistas luchaban incluso entre ellas produciéndose caídas, golpes y revolcones de las agresoras y agredidas.

 

Marcha final y agresiones frente a la Catedral

Terminados los talleres comenzó la movilización, al principio parecía ser un escaso número de mujeres, nunca alcanzamos a realizar un cálculo aproximado ya que variaba constantemente y fue creciendo hasta transformarse en una manifestación multitudinaria.

Durante el seguimiento de esta marcha volvimos a ser agredidos, se nos arrebató una cámara que logramos recuperar, y debimos huir del lugar para evitar las agresiones físicas.

Un grupo pequeño (ocho mujeres) se escapó de la marcha y fueron a establecerse frente a la catedral, con cantos y agresiones a un grupo de jóvenes que rezaba en el pórtico de la misma. La policía, con destreza fue dispersando a los grupos que intentaban llegar masivamente a la catedral, la marcha pasó inicialmente a una cuadra.

Sin embargo, un grupo importante de las denominadas “Las Rojas” se despegó de la marcha en un intento por llegar a la catedral pero fueron nuevamente controladas por la policía. Recordemos que hubo unas pocas centenas de policías para controlar a una masa de varios miles de mujeres que marchaban por distintos lugares, ya que hubo varias marchas.


Mujeres de Jujuy piden disculpas

Durante nuestra estadía en la esquina de la Catedral de San Juan, un grupo de mujeres que participó del encuentro y que provenían de la provincia de Jujuy se nos acercó para pedir disculpas por las agresiones contra la Iglesia. Aludieron que ellas desconocían esta característica del encuentro y afirmaron “Jujuy es Católica”. Además declararon haber sido agredidas por otras mujeres en sus talleres y, mientras realizaban estas declaraciones, una mujer que ellas identificaron como agresora se acercó para intentar convencerlas de que no hablasen para nuestra cámara.


Mons. Alfonso Delgado acompañó en la Catedral

Dentro de la catedral, un grupo de unas 700 personas permanecían en oración, acompañadas y protegidas paternalmente por el Obispo de San Juan,  Mons. Alfonso Delgado.

Hasta las 18 horas del domingo, las manifestaciones fueron pacificas, solo gritaban y vivaban sus cánticos contra la Iglesia, el Papa, el gobierno, los machistas y cuanta figura idealizaban sus mentes.

En la marcha, distintas posiciones se evidencian por sus colores: naranjas, rojas, violetas, amarillas, etc. Cada agrupación llevaba su leimotiv: aborto, lesbianismo, luchas sociales, contra el gobierno de Cristina Kirchner, el patriarcado y así cuanta agrupación se presento. Todo al canto de “qué momento, qué momento, a pesar de todo le hicimos el encuentro” evidenciando que cada vez le cuesta más que los gobiernos apoyen estos eventos sin costo. Tanto económico como social.

Provocación planificada

Cuando todo parecía controlado, y daba la impresión de que el enfrentamiento típico de estas marchas se había evitado, un grupo importante de mujeres apareció corriendo desde uno de los costados de la catedral.

Llegaron allí de a poco, se reunieron en forma coordinada y finalmente comenzaron a agredir a un grupo de jóvenes que permanecían frente al campanil de la catedral. Ocasionales transeúntes intentaron proteger a los jóvenes pero también fueron agredidos, pintados con aeorsoles, escupidos, se les arrancaron sus ropas, los manosearon.

Las mujeres aparecieron con los pechos al descubierto, con las caras tapadas, disfrazadas y con inscripciones en sus cuerpos, expresando sus posturas. Se exponían provocativamente frente a los jóvenes que, mirando hacia el cielo, seguían repitiendo: "Dios te salve María, llena eres de Gracia…"

Una joven se acercó con las manos temblando y le dijo a otra “me dio miedo, fue raro es la primera vez que le pinto la cara a una persona, está bueno”. Era su bautismo en el arte de la agresión.

Se turnaban para agraviar a los jóvenes, se notaba que eso les gustaba y las divertía. Cerca de la medianoche se escucharon las órdenes de emprender la retirada emitidas por las líderes de los grupos. Formaron y se fueron, dejando atrás las pintadas, desmanes y revancha. Eso que costará limpiar, que dejará heridas abiertas y agravios. No hay posibilidad de diálogo, no quieren dialogar, quieren imponer a cualquier precio. La irracionalidad del aborto requiere fuerza bruta.


Queman imagen del Papa Francisco

Mientras se daban las agresiones frente a la Catedral, un grupo trajo sobre un carrito de supermercado una imagen de papel del Papa Francisco hecha en papel para luego proceder a quemarla mientras correteaban aullando al rededor del fuego que consumía la imagen de Francisco.

Finalmente, luego de más de dos horas de asedio, las feministas comenzaron a retirarse ordenadamente y a las 23:30 la amenaza terminó.

Con el auspicio de la Secretaría de Cultura de San Juan

Como publicamos en nota previa, la Secretaría de Cultura de la provincia de San Juan declaró el evento de "interés cultural". Con fecha 30 de septiembre y con número de resolución 0454, la Arq. Zulma V. Invernizzi, Secretaria de Cultura del Ministerio de Turismo y Cultura del Gobierno de San Juan, resolvió declarar el encuentro de interés culturasl.

Entre los fundamentos se considera a este encuentro "único en el mundo" teniendo como fin "debatir la situación actual en diversos talleres con distintas temáticas". Como queda documentado en esta nota, el tan mentado "debate" no existe en los talleres donde se abordan cuestiones de vida y familia. En ellos prima la agresión, la violencia, la barbarie contra tantas mujeres ejemplares que se ponen de pie en defensa de los valores de la vida y la familia.

 


Etiquetas:

Comentarios